La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo

La otra vida de Ned Blackbird Alexis Ravelo Siruela cubierta portada

La otra vida de Ned Blackbird, de Alexis Ravelo, fue una de esas novelas que algo te dice que debes comprar cuando lees la sinopsis en su contaportada. Su autor se había dedicado antes a otros géneros, como el relato, la literatura infantil o la novela policíaca; con este nuevo título se ha decidido por una novela «normal», para público adulto y sin asesinatos que resolver. Amantes de los muertos y temas relacionados, tranquilos, de eso sí que hay, aunque no de la forma que esperáis encontrarlos, estoy casi segura. Sigue leyendo

Anuncios

Sant Jordi 2014

sant jordi 2014

Sant Jordi 2014 ya prácticamente pasó y, con la salvedad del polen salvaje de esta primavera, de la huelga de los trabajadores de la Fnac (desde aquí mi apoyo a todos ellos) y de la firma de libros que Lucía Etxebarría se ha guisado y comido en un banco de Plaça Catalunya después de que su editorial no haya accedido a montarle un chiringuito oficial, todo ha sido más o menos igual que cualquier otro Sant Jordi anterior.

Como una servidora no aprende, ha vuelto a pasear por el centro para codearse, literalmente, con miles de personas en una orgía de empujones y pisotones; es parte del encanto de este día. Antes de llegar a Rambla de Catalunya, punto en el que irremisiblemente pierdo la paciencia todos los años, me he topado con la librería Re-Read de Gran Vía, de la cual ya había oído hablar y por la que me había propuesto pasarme un día de estos. El resultado de mi incursión lo tenéis en la foto de arriba. Parece la elección de un chiflado pero en la variedad está el gusto, ¿no? Así pues, me he hecho con La tercera virgen, de Fred Vargas, de quien ya os he hablado en las reseñas de Un lugar incierto y El ejército furioso, y con El hombre que era jueves, de G.K. Chesterton, autor que sonaba de un tiempo a esta parte en mi cabecita como posible candidato para próximas lecturas.

Re-Read

Sobre Re-Read os diré que merece la pena echar un vistazo, aunque sólo sea por curiosear entre los títulos que encontraréis (si no sois devoradores de novedades, claro está; se trata de libros de segunda mano) y la posibilidad de encontrar alguno que os guste a un precio más que razonable. Ya os contaré más sobre estos dos regalos que me he hecho a mí misma y con los que hoy, por lo menos, me voy bien contenta a la cama. ¡Feliz Sant Jordi!

El ejército furioso, Fred Vargas

portada-ejercito-furioso_grande

Ya está. Acabo de terminar El ejército furioso, de Fred Vargas. El segundo libro que leo de la misma autora, y justo después del primero, ya que me gustó tanto Un lugar incierto que no dudé en hacerme con el último de la escritora (el inmediatamente posterior al que acababa de leer, además).

En esta novela, Vargas vuelve a hablarnos del comisario Adamsberg y el peculiar equipo que compone su comisaría. Aparecen, además, algunos de los personajes aparecidos por primera vez en su anterior entrega. Entre todos intentan resolver el caso de una supuesta horda de justicieros guerreros zombi que siembra el pánico desde el siglo XII entre todo aquél que no tenga la conciencia tranquila (y gente de ésa hay mucha, me temo).

El infalible comisario Adamsberg tendrá que enfrentarse a una terrorífica leyenda medieval normanda, la del Ejército Furioso: una horda de caballeros muertos vivientes que recorren los bosques tomándose la justicia por su mano… Una señora menuda, procedente de Normandía, espera a Adamsberg en la acera. No están citados, pero ella no quiere hablar con nadie más que con él. Una noche su hija vio al Ejército Furioso. Asesinos, ladrones, todos aquellos que no tienen la conciencia tranquila se sienten amenazados. Esta vieja leyenda será la señal de partida para una serie de asesinatos que se van a producir. Aunque el caso ocurre lejos de su circunscripción, Adamsberg acepta ir a investigar a ese pueblo aterrorizado por la superstición y los rumores. Ayudado por la gendarmería local, por su hijo Zerk y por sus colaboradores habituales, tratará de proteger de su macabro destino a las víctimas del Ejército Furioso.

No voy a dar más datos porque no quiero desvelar ningún hecho importante de la trama. Adamsberg simplemente se topó de narices con un caso que ni buscaba ni le apetecía mucho investigar, como parece que le suele pasar. En este caso, quizás, porque no había ni siquiera caso cuando tuvo las primeras noticias sobre el que iba a ser su próximo destino.

Insisto en el mismo punto que en mi reseña de Un lugar incierto: no importa que no seáis fans incondicionales de vampiros y zombis (os habla una que no lo es); simplemente dad una oportunidad a Fred y dejad correr vuestros ojos por alguno de sus libros. Seguramente no os arrepentiréis.

Cómpralo en Amazon: El ejército furioso (bolsillo) (Narrativa Extranjera)

Un lugar incierto, Fred Vargas

Un lugar incierto

Un lugar incierto, de Fred Vargas, llevaba ya bastante tiempo en la estantería de casa, desde que lo desterré allí después de un primer ataque infructuoso. Obviamente no ha mejorado con el tiempo; quizás lo haya hecho yo o, más probablemente, simplemente aquél no fuera el momento de leerlo y, por lo que sea, éste sí. La cuestión es que he disfrutado muchísimo su lectura (tanto, que ya me he agenciado El ejército furioso, de la misma autora).

El comisario Adamsberg se halla en Londres, invitado por Scotland Yard, para asistir a un congreso de tres días. Todo debería transcurrir de manera tranquila, distendida, pero un macabro suceso alerta a su colega inglés: en la entrada del antiguo cementerio de Highgate han aparecido diecisiete zapatos… con sus respectivos pies dentro, cercenados. Mientras comienza la investigación, la delegación francesa al día siguiente regresa a su país. Allí descubren un horrible crimen en un chalet en las afueras de París: un anciano periodista especializado en temas judiciales ha sido, a primera vista, triturado. El comisario, con la ayuda de Danglard, relacionará los dos casos, que le harán seguir una pista de vampiros y cazadores de vampiros que lo conducirá hasta un pequeño pueblo de Serbia…

Como veis, la sinopsis deja muy claro que no se trata, precisamente, de una novela romántica, sino que la cosa va más de escabrosos detalles sobre los diferentes estados en los que se puede uno encontrar un buen día un cuerpo, o cualquiera de sus partes, así, sin venir demasiado a cuento y cuando menos se lo espere. Bonito, ¿verdad? La vida siempre nos da sorpresas, buenas y malas y cuando a ella le parece, ahí está la gracia del asunto, así que, si la vida pone en tu camino diecisiete zapatos con sus diecisiete pies, por poquito que te apetezca ponerte a investigar, si eres policía y te cae a ti el caso, te pones a ello. Habréis leído más arriba la palabra vampiro. Si os ha venido a la mente Anne Rice o la saga Crepúsculo, por favor, que no sea eso un impedimento a la hora de decidir si leer o no esta novela o no, porque no tiene nada que ver con ninguna de las dos.

Si habéis leído ya a Fred Vargas seguramente sabréis a qué me refiero. Es la primera obra que leo de esta autora pero creo que cualquiera que la haya leído sabrá perfectamente de lo que hablo. Y, aun a riesgo de no ser demasiado clara para los que no conozcan a Vargas, no voy a dar más detalles. Sólo diré que si te gustan los vampiros seguramente te gustará Un lugar incierto. Y, si no, también.

Cómpralo en Amazon:

En papel:  Un lugar incierto (Colección Narrativa)

Formato Kindle:  Un lugar incierto (Nuevos Tiempos)