Tatuaje, Manuel Vázquez Montalbán

tatuaje_manuel_vazquez_montalban

Hasta hace pocos días, Tatuaje, de Manuel Vázquez Montalbán, esperaba paciente, muy pacientemente, en esa montaña de libros que vive en una estantería del estudio a la espera de ser desempolvada leída, muchos de los habitantes de la cual han llegado a desarrollar ya conciencia de su propia existencia —algunos, transcurridos allí los años suficientes como para alcanzar la mayoría de edad, comienzan, incluso, a insinuar su voluntad de abandonar el nido en busca de alguien que les haga un poquito de caso—. En un arrebato de superprotección maternal, incapaz de dejar volar a mi criatura, he cedido a sus amenazas de emancipación y he leído cada una de sus amarillas paginitas —lo compré en un mercado de segunda mano después de que su anterior padre/ madre decidiera abandonarlo, así, sin más—. Sigue leyendo

BCNegra 2017

bcnegra17-cartel

Últimamente no os hablo más que de festivales de novela negra, algunos de ellos recién nacidos; será que está de moda, o que cada vez hay más lectores del género, o que este está adquiriendo un prestigio que antes no tenía, quizás por ser uno de los más publicados dentro de la narrativa.

No se puede decir que BCNegra sea precisamente un festival nuevo, puesto que en 2017 celebra su 12ª edición y ya es un clásico de la ciudad de Barcelona en estas fechas. Este año tendrá lugar entre el 26 de enero y el 4 de febrero y arrancará con la entrega del VIII Premio Crims de Tinta en el Auditorio RBA, editorial que en 2015 rescató al festival de un parón de varios años. Para asistir es necesaria invitación, pero si queréis ir podéis solicitarla hasta el 20 de enero a través de este formulario.

No os puedo dar detalles sobre la programación, ya que esta no estará disponible en su web hasta el 23 de enero, pero sí os puedo adelantar que algunas de las actividades estarán dirigidas al homenaje a Manuel Vázquez Montalbán y a la Semana Negra de Gijón, que cumple 30 añitos. Si sois fans de Dennis Lehane, ganador del Premio Pepe Carvalho, os recomiendo echar un vistazo al programa, puesto que la organización anuncia en la página del festival su participación en alguno de los actos.

 

5a edició Tiana Negra

tiana_negra

Traducción al castellano bajo el texto original.

L’altre dia us parlava del VillaNoir, el nou festival de gènere negre de Villanúa, al Pirineu Aragonès, que celebrarà la seva primera edició al març. Avui, per continuar amb la mateixa temàtica, tant pel que fa a l’organització d’events relacionats amb la literatura com pel gènere que tracten, us recordo —us informo, si és que no ho sabíeu— que la cinquena edició de Tiana Negra, Festival de la Novel·la Negra Catalana, arrencarà el proper 20 de gener i celebrarà les activitats de què consta fins al dia 22. Entre elles, taules rodones sobre diferents temes, signatures de llibres i el lliurament del Premi Memorial Agustí Vehí. Aquí us deixo el programa, per si hi esteu interessats. Sigue leyendo

VillaNoir, nuevo festival de género negro en los Pirineos

villanoir-cartel-2017

Acabo de toparme con una noticia que quizás interese a los adictos al crimen, la sangre y el contexto en el que suelen encontrarse juntos estos dos conceptos, y es que ha nacido otro festival dedicado al género negro, el VillaNoir, en el que este se tratará no solo en su versión literaria sino, también, en la cinematográfica. Tendrá lugar el 3, 4 y 5 de marzo en Villanúa (Pirineo Aragonés) y presume de ser el acto de más altura dedicado al género en España (el pueblo en cuestión está a 953 metros de altura sobre el nivel del mar; el juego de palabras me encanta —si era realmente buscado y no me lo he imaginado yo—). En fin, si queréis más información, aquí tenéis el post en el que lo anuncia Ricardo Bosque, uno de los padres de la criatura. Apuntadlo en la agenda (y no olvidéis la bufanda y los guantes).

La falsa metáfora del péndulo de Newton, P.D. Verdugo

falsa

Tenía pendiente esta novela, La falsa metáfora del péndulo de Newton, de Pedro Daniel Verdugo, desde el mismo día de Sant Jordi, que fue cuando llegó a mis manos desde las del propio autor. Si seguís este blog quizás os suene su nombre; ya os hablé de él en mi post sobre aquel día y la firma de Las pesquisas de un cadáver amnésico (mi primera perpetración novelesca), momentazo que cambió nuestras vidas para siempre (bueno, quizás no tanto, pero sí que fue un encuentro interesante) al compartir mesa en el stand de Biblioteques de L’Hospitalet y hacer un trueque literario: «tu libro por el mío» (algún día los libros de literatura hablarán de aquellos dos grandes autores que no sólo coincidieron en espacio y tiempo sino que, además, intercambiaron entre ellos sus primeras obras -hoy hace sol y estoy exultante, ¿qué pasa?-). Pues bien, un mes y pico más tarde, os voy a contar qué me ha parecido. Sigue leyendo

Femicrime

femicrime

Preparando el programa de Cuarto Cuarta de esta semana, en el que pensaba hablar sobre la presentación el próximo martes 10 de noviembre de Noves dames del crim, una compilación de relatos de género negro escritos por mujeres, me topé con un concepto hasta entonces desconocido para mí, y no por tratarse de algo que no hubiera visto en mi vida, sino porque no era sino la etiqueta con la que habían creado un subgénero literario nuevo que no consistía en otra cosa que uno antiguo, el negro, pero escrito y/o protagonizado por mujeres: el femicrime. Sigue leyendo

Carlos Salem, novela negra y poesía

Carlos Salem

¡Atención! Post no dedicado a mi novela y su próximo lanzamiento; teniendo en cuenta la tendencia de este blog en las últimas semanas, esto es todo una noticia, así que aprovechad, quién sabe cuándo volveré a asomar la nariz al mundo exterior para contaros alguna cosita que no tenga que ver con este ensimismamiento autocomplaciente que se ha apoderado de mi persona. Dicho esto, voy al tema: aprovechando que el Liber, que comenzó ayer y terminará mañana, se celebra este año en Barcelona, pensé que sería una buena idea pasarme por allí para ver qué se cocía y explicaros aquello que me pareciera más interesante. Puesto que me ha sido imposible hacerme con un pase gratuito que me permitiera ahorrarme los 33 eurazos que costaba la entrada de visitante, decidí limitarme a la agenda de actos celebrados fuera del recinto y, por lo tanto, abiertos al público general. Eché un vistazo al programa y enseguida encontré una propuesta seductora: una mesa redonda sobre novela policiaca a cargo de Carlos Salem (arriba, probablemente en la peor foto que le hayan hecho en su vida) y Cristina Fallarás que tendría lugar ayer mismo a las 19h. en la Fnac de l’Illa Diagonal. Y allí que fui.

Carlos Salem es periodista y escritor y reparte su creatividad literaria entre la novela, el cuento y la poesía, además de escribir teatro (trabaja actualmente en obras de microteatro). Por si todo esto fuera poco, próximamente podremos encontrar algunos de sus trabajos adaptados también al cine y al cómic. Vamos, que hay pocos formatos que se hayan «librado» del universo interior de este hombre. La naturaleza del evento, sin embargo, se vio alterada por la ausencia de Cristina Fallarás, a quien no le fue posible asistir, y la mesa redonda se vio convertida en una improvisada lectura de poemas de Carlos Salem. Reconozco que la poesía no es un género que me apasione y en un principio el chasco fue considerable. Dicha decepción, sin embargo, fue perdiendo intensidad a medida que se iban sucediendo los poemas, que poco o nada tienen que ver con la clásica concepción del género poético (por la menos con la de una profana en la materia como yo). El autor, a quien aburre el cliché de la novela policiaca y que afirma que el lirismo acompaña siempre a sus novelas, por negras que sean, vierte de la misma manera parte de la esencia de la novela en la poesía (a mí, personalmente, me recordó al Bukowski de Mujeres, por ejemplo, mostrándolo a mis ojos como un poeta «canalla» por más que hablen de amor todos sus poemas). Resumiendo, que me quedé sin mi dosis de novela negra pero me llevé, a cambio, uno de esos pequeños regalos sorpresa de la vida que hacen que ésta sea un poco menos aburrida al sacarnos de la previsibilidad que suele acompañar a nuestros días.