Lee los primeros capítulos de la nueva novela de Pedro D. Verdugo

imac27-killed

¡Eh! Ya os he hablado un par de veces sobre Pedro D. Verdugo en este blog, primero en la reseña que hice de su primera novela, La falsa metáfora del péndulo de Newton, y luego en la entrevista que me concedió la semana pasada. Pues bien: ¡los cuatro primeros capítulos de su nuevo libro están disponibles para todos! Seguid este enlace para llegar a ellos.

Entrevista a Pedro D. Verdugo, autor de El péndulo de Newton

entrevista_pedro_verdugo

Hace ya un tiempo os reseñé La falsa metáfora del péndulo de Newton, de Pedro Daniel Verdugo (podéis leerla aquí), escritor al que conocí en la firma de libros de Sant Jordi del año pasado y con el que hice un trueque (yo te doy mi libro, tú me das el tuyo) que para mí fue muy provechoso: leí una buena novela y fiché a un nuevo autor que desconocía. Todo ventajas. Podéis seguirlo en su web, en Facebook y en Twitter (@informadicto); tiene de todo. Fue el primer entrevistado que me vino a la mente al decidir retomar esta nueva sección y tuvo la amabilidad de concederme esta entrevista, así que aquí os dejo las cositas que me ha contado.

Si queréis escuchar lo que conté sobre su novela en el programa Cuarto Cuarta (Ràdio Ciutat Vella), solo tenéis que hacer clic aquí. Sigue leyendo

El nuevo año de Las últimas palabras

¡Hola a todos! Quizás os haya sorprendido la nueva apariencia del blog, completamente diferente de la anterior, pero hacía ya un tiempo que me rondaba la cabeza la idea de hacer un cambio y la toma de otra decisión —que últimamente también revoloteaba a mi alrededor— me ha obligado a hacerlo. ¿Qué decisión? Pues que, tras pensarlo, creo que ha llegado el momento de convertir este espacio en una web, con su dominio propio y tal, en la que fuera más fácil localizarme online con mi nombre. Así que aquí estamos. Sigue leyendo

La falsa metáfora del péndulo de Newton, P.D. Verdugo

falsa

Tenía pendiente esta novela, La falsa metáfora del péndulo de Newton, de Pedro Daniel Verdugo, desde el mismo día de Sant Jordi, que fue cuando llegó a mis manos desde las del propio autor. Si seguís este blog quizás os suene su nombre; ya os hablé de él en mi post sobre aquel día y la firma de Las pesquisas de un cadáver amnésico (mi primera perpetración novelesca), momentazo que cambió nuestras vidas para siempre (bueno, quizás no tanto, pero sí que fue un encuentro interesante) al compartir mesa en el stand de Biblioteques de L’Hospitalet y hacer un trueque literario: «tu libro por el mío» (algún día los libros de literatura hablarán de aquellos dos grandes autores que no sólo coincidieron en espacio y tiempo sino que, además, intercambiaron entre ellos sus primeras obras -hoy hace sol y estoy exultante, ¿qué pasa?-). Pues bien, un mes y pico más tarde, os voy a contar qué me ha parecido. Sigue leyendo

Sant Jordi 2016: firma de #Laspesquisas con Biblioteques de L’Hospitalet

13096199_1043598225710754_1141505993973789035_n

Otro Sant Jordi. Con la tontería, y aunque parezca mentira, éste ya es el segundo de #Laspesquisas; el anterior, cierto, hacía tan poquito que se acababa de presentar (ni una semana de vida tenía la criatura) que casi no había tenido tiempo de aclimatarse a este nuevo mundo fuera de la imprenta (ni yo tampoco). Fue precisamente por esa misma razón por la que no pude estar presente en la firma que cada año organiza Biblioteques de L’Hospitalet con los autores locales en la Rambla Just Oliveras, el meollo del Sant Jordi de L’Hospitalet; ya estaba todo organizado. No pudo ser. [leer más]

Sant Jordi 2016: firma de Las pesquisas de un cadáver amnésico

cartell signatures sant jordi 2016

Ya está aquí Sant Jordi, como cada año, marcando, para mí, el verdadero inicio de la primavera o, por lo menos, de esa parte de ella en la que, ¡oh, sí, por fin!, puedes descartar el abrigo para salir de paseo y jurar que nuca jamás volverás a sumergirte en semejante riada humana (promesa que sabes que que incumplirás al año siguiente -esto es como las dietas o, en mi caso, como el salir a correr-; al ser humano, el vivir engañado por sí mismo le sirve para soportar mejor su propia inconstancia, qué le vamos a hacer). Sigue leyendo