La merceria, Teresa Roig

Coberta La merceria

Repito autora con Teresa Roig, de quien anteriormente había reseñado L’arquitecte de somnis (El arquitecto de sueños en su versión en castellano por Roca Editorial), publicada por Editorial Columna, que edita también La merceria, el título del que os voy a hablar hoy (si no acentúo merceria es porque en catalán no lleva acento -lo explico porque a mí misma me hace daño a la vista verlo sin él en un post escrito en castellano-, así que no se trata de una errata ni de un error ortográfico; aclarado queda).  Sigue leyendo

Anuncios

Barcino para todos

Recreación Barcino

El otro día leía en La Vanguardia una noticia sobre nuevos descubrimientos en la excavación del foso de la muralla romana de Barcelona de la calle Sotstinent Navarro (podéis leerla siguiendo este enlace). Cualquiera que me conozca un poco sabrá que a mí me ponen unas ruinas delante y me vuelvo loca (no, no soy historiadora, pero la cosa de la antigüedad clásica me llama la atención desde que tengo recuerdo), así que vivir en una ciudad de origen romano como la mía es algo que se agradece porque no tienes más que darte una vueltecita por el casco antiguo para encontrar cosas muy interesantes. Sigue leyendo

Teresa Roig: la entrevista

Entrevista-Teresa-Roig

Hoy hablamos con Teresa Roig, autora de L’arquitecte de somnis (Columna Edicions)/ El arquitecto de sueños (Roca Editorial), novela que os reseñaba la semana pasada. En su blog se define como madre, escritora y articulista, cocinera, facilitadora de PSYCH-K, bloguera, autodidacta, modista, lectora, practicante de yoga, meditación y sentido común; tiene un hijo, años de experiencia en educación en el tiempo libre, unos cuantos más en el sector audiovisual publicitario y formación diversa en técnicas de crecimiento personal. Vamos a ver qué nos cuenta:

¿De dónde te viene el interés por la historia?

Mi abuela me contaba anécdotas cuando era pequeña y me fascinaba escucharla.
También creo que somos, en parte, lo que han vivido nuestros antecesores, que su historia es parte de la nuestra, y que todos estamos conectados de un modo u otro. Es como formar parte de un gran puzzle, el del mundo entero, con las experiencias de uno mismo, las de tu familia y las del país.
De todos modos las historias que más me interesan son las de amor. Y son las que escribo, sean del género que sean.

Tus dos primeras novelas (L’herència de Horst, Alisis, 2007 y Pa amb xocolata, Alisis, 2008) están ambientadas en el segundo tercio del s. XX, desde la Guerra Civil española hasta la dictadura franquista y el refugio que encontraron en ella antiguos agentes o colaboradores nazis. ¿Crees que debemos preocuparnos por el resurgimiento del fascismo en Europa?

Creo que un país que olvida sus errores está condenado a repetirlos. Y la memoria, como el saber, no ocupa lugar.

Con El primer dia de les nostres vides (Proa, 2010) abandonas la novela histórica y te adentras en la sociedad actual y en cómo la vive en individuo. ¿Crees que el ser humano ha perdido su esencia con el progreso en el último siglo? ¿Ha despojado el progreso de sentido a la vida del ser humano actual? 

El progreso es una arma de doble filo: nos da tanto como nos quita. Gracias a la tecnología, actualmente vivimos súper conectados con lo que pasa fuera, y cada vez menos con nosotros mismos, con la naturaleza… Pero creo que nunca es tarde y que siempre hay tiempo para segundas oportunidades. Por eso escribí “El primer dia…” una historia de amor entre dos desconocidos tan diferentes que llegan a parecerse. Además, como decía el propio Gaudí, la originalidad consiste en volver al origen.

Tras ésta haces una incursión en el género humorístico con El blog de Lola Pons (Columna Edicions, 2011), hablando de una mujer en plena crisis de la treintena. ¿Crees que en la sociedad actual vivimos excesivamente centrados en lo que se supone que debemos hacer o sentir en cada momento de nuestra vida?

Creo que vivimos tiempos interesantes en los que la supervivencia, por contradictorio que parezca, está en asumir nuestra responsabilidad en la vida y, con ella, nuestro poder. Hacer lo que queremos en cada momento; no porque toca, porque se debe o porque nos lo pidan…

¿Es el humor la mejor forma de tomarse la vida?

¡Sin duda! La salud no radica solamente en el cuerpo físico. Uno de los principales síntomas de salud es disfrutar de un buen sentido del humor. ¡Y quien sabe reírse de uno mismo, tiene material para reír toda la vida!

Con L’arquitecte de somnis vuelves al género histórico ¿qué te lleva a remontarte al s.XIX – principios XX?

Pues lo que me llevó a escribir “L’arquitecte…” fue descubrir la historia del indiano multimillonario Josep Guardiola, un noble del Camp de Tarragona que se fue a descubrir mundo con 16 años y amasó una inmensa fortuna en las Américas con sus plantaciones de café y sus patentes de maquinaria para procesarlo.

¿Por qué La Pedrera? ¿Qué te llamó la atención?

La Pedrera era el epicentro de diversos personajes interesantísimos, hombres y mujeres avanzados a su época, como el indiano en cuestión. Su mujer— de la cual se enamoró perdidamente a los 60 años, cuando ella tenía sólo 20— fue después de enviudar la Sra. de Pere Milá, quien hizo el encargo a Gaudí de construir una casa de pisos de alquiler en el paseo de moda de la burguesía catalana, y le dio rienda suelta, gracias a la fortuna de su antecesor. Y Gaudí accedió, para refugiarse en el trabajo y olvidar su amor imposible con una joven revolucionaria… La Pedrera era el destino de esos hombres y mujeres, conectados entre ellos incluso antes de conocerse.

¿Descubriste a Gaudí -el hombre- durante la investigación para la novela o ya te habías interesado antes por él y su obra?

Lo descubrí durante el proceso de documentación y me fascinó por completo: su talante, sus valores, la enfermiza juventud que le permitió descubrir la naturaleza tan de cerca, el arduo trabajo de aprendiz y cómo de un origen humilde y rural pasó a convertirse en el gran genio de la arquitectura que llegó a ser.

Describes la sociedad de la época, desde las clases más bajas a la burguesía, ¿crees que esta descripción dista mucho de la de la sociedad actual?

Excepto por los avances tecnológicos, a nivel humano, no distamos tanto de aquellos hombres y mujeres. Excepto porque entonces puede que fueran más aventureros de lo que somos nosotros ahora… Y no me refiero durante las vacaciones.

¿En cuál de los contextos narrativos en los que has escrito te sientes más cómoda?

Me siento cómoda escribiendo. Sea lo que sea, cuando sea. Escribo como respiro. Porque respiro. Es lo que da sentido a mi vida desde siempre.

¿Estás preparando ya tu próximo proyecto?

Actualmente estoy trabajando en varios proyectos infantiles -tengo la inspiración en casa- además de tener una novela en un cajón. Veremos qué saco antes…

Muchas gracias, Teresa.

L’arquitecte de somnis/ El arquitecto de sueños, Teresa Roig

portada-l-arquitecte-de-somnis

Ha habido temporadas en las que he leído bastante novela histórica; no recuerdo entre las más recientes, sin embargo, ninguna ambientada en el final del siglo XIX y principios del XX (soy más de antigüedad clásica) pero con mi última lectura ha llegado la excepción a esta costumbre: L’arquitecte de somnis (Columna Edicions)/ El arquitecto de sueños (Roca Editorial), de Teresa Roig, cuenta, centrándose en Gaudí y su obra, una parte de la historia más reciente de Barcelona. A menudo nos paseamos, durante nuestra vida cotidiana, ante los edificios que vieron pasar aquellos años igual que ahora nos ven a nosotros pasar habitualmente ante ellos, siempre con tanta prisa y sin pararnos demasiado a pensar en todo lo que estos nos dirían si tuvieran la facultad de hablar. Escucharlos sería, sin duda, muy interesante. No siendo esto posible, esta novela nos permite acercarnos a las historias que ellos nos contarían.

La trama gira alrededor de varios personajes, aparentemente no relacionados entre sí, cuyas historias acaban convergiendo antes o después con la de Antoni Gaudí o su entorno inmediato, aquél en el que dio rienda suelta a su talento y su creatividad (cuando le dejaron hacerlo; no siempre fue fácil). Como la propia autora dice, sin embargo, la realidad que se muestra en el libro está novelada y muchas de las situaciones narradas, pese a haber tenido lugar, son una reconstrucción imaginaria suya, basándose en los hechos que están documentados históricamente y en características de la personalidad de los protagonistas sobradamente conocidas (que Gaudí era un tipo un poco peculiar era algo que ya sabía; que era un cabezón -dicho con todo el cariño- es algo que me ha quedado muy claro después de leer la novela).

«Al número 92 del Passeig de Gràcia es troba un dels edificis més emblemàtics de Barcelona.
Al voltant d’aquest edifici hi orbiten sis personatges amb vides aparentment inconnexes, però amb més punts en comú del que sembla. I a través de la vida de l’arquitecte Antoni Gaudí anirem descobrint el destí que comparteixen i que no és altre que la creació de la Pedrera.»

Una historia de amor y odio, con falsas apariencias, mentiras, erotismo, sudor y lágrimas. Muchas historias que confluyen en una sola: la de la Pedrera. La novela narra la historia de la Casa Milá, conocida como La Pedrera, y su arquitecto, Antonio Gaudí. En 1860, José Guardiola regresa de las Américas con dinero. Años más tarde se enamora de una chica cuarenta años más joven.En 1874, un joven Antonio Gaudí, estudiante de arquitectura, conoce a una maestra, librepensadora y revolucionaria, Josefa Moreu, de quien se enamorará. Dos historias de amor que transcurren en paralelo durante años, hasta que se cruzan en el lugar y momento precisos y que trascenderán más allá del tiempo y del espacio.Las vidas de unos hombres que, con su afán de superación, transformaron una ciudad y las aventuras de unas mujeres, inconformistas, rebeldes y provocadoras, que se adelantaron a una época.

Además de los acontecimientos históricos más importantes de la época y de la historia de la creación de la Pedrera y la Sagrada Familia, también muy presente en la novela, se muestra sin demasiados adornos la realidad social de la época y, especialmente, la burguesía catalana del momento, hipócrita, poco amable y con un pasado reciente, en muchos de los casos, tan próspero como íntimamente ligado a la explotación de seres humanos en sus propiedades en las colonias o, directamente, al tráfico de esclavos.

Son muchos los nombres que el lector de hoy en día reconocerá en esta historia, nombres que aún hoy suenan en nuestros medios (algunos con más gloria que otros) y que siguen pinchando y cortando en la época que nos ha tocado vivir (también con intensidad desigual). Recomiendo esta lectura a aquellos que quieran hacerse una idea aproximada de la realidad del momento o que tengan interés en saber sobre el hombre que había detrás de algunas de las obras arquitectónicas más importantes de su época y que no corresponde, casi seguro, con la imagen que se tiene de uno de los más grandes arquitectos de todos los tiempos.

Cómpralo en Amazon:
En papel: L’arquitecte de somnis (Clàssica), El arquitecto de sueños (Novela Historica (roca))
Versión Kindle: L’arquitecte de somnis (Clàssica)El arquitecto de sueños (Novela Historica (roca))