¡Salva al gato! Te lo dice Blake Snyder

Acabo de terminar ¡Salva al gato! (en mi edición, el título sí lleva exclamaciones), un manual para guionistas escrito por Blake Snyder, perpetrador de algunos de los guiones más taquilleros de Hollywood. ¿Qué hago yo leyendo un libro sobre guion, si no escribo cine? Pues muy sencillo: me lo ha recomendado alguien que sí lo hace, un compañero del curso de escritura que estoy haciendo. Y nos ha hablado de este título por su aplicación a la novela, que es de lo que trata el curso.

Si escribes, este libro te interesa. Mucha gente piensa que escribir consiste en aporrear el teclado, borracho de inspiración, hasta que la musa iluminadora dictamina que ha llegado el momento de poner un punto y final. Error. Podemos hacerlo, claro, pero lo más probable es que de ello resulte una castaña de dimensiones considerables. Y, aunque ¡Salva al gato! trata sobre guion cinematográfico, mucho de su contenido es aplicable también a la narrativa literaria. Al fin y al cabo, se trata de explicar historias, ¿no?

Una de las cosas que aprendí, años ha, en los primeros cursos sobre escritura que seguí, fue, precisamente, que el lector tiene que entendernos. Parece muy obvio, sí, pero, créeme: no siempre es fácil trasladar al papel eso que está tan claro en nuestra cabeza, y bastante cuesta ya que alguien dedique su tiempo a leer lo que escribimos como para obligarlo a descifrar lo que hemos pretendido comunicar; el lector se va a ir, porque de escritores está lleno este mundo, ¿verdad? Seguro que hay alguno con algo mejor que ofrecerle.

Snyder cuenta lo importante que es estructurar correctamente el texto, crear personajes que aporten algo a la historia, además de servir como vehículo para desarrollarla, elegir el público objetivo de nuestra obra y escribir para él… explica todo esto y un montón de cosas más y, lo que es aún más importante: nos dice cómo hacerlo. Ejemplifica con una gran cantidad de títulos cosas que se hicieron bien, o no tanto (o nada), en la creación de los guiones de muchas películas, de manera que nos queda bastante claro qué se debe o no se debe hacer a la hora de escribir para que la historia funcione lo mejor posible y nuestro lector no salga corriendo.

Da mucha información, sí, nos enseña muchas cosas, también, pero no se trata de un tostón técnico que nos sumerja en el sopor más profundo jamás conocido por la especie humana: es un libro ameno, de escritura ágil y fácil lectura. Cierto es que hay pasajes enfocados exclusivamente a la creación de guiones, pero la mayor parte del contenido es aplicable a la construcción de cualquier tipo de historia. A mí me ha sido muy útil y estoy segura de poder aplicar muchos de sus consejos a mis novelas. Si quieres mejorar en la escritura de historias, ahí queda mi recomendación.

2 comentarios

  1. Nosotros usamos esa hoja de tiempos para crear las historias… y después nos la saltamos como nos da la gana, jajajajajaja, pero la usamos 😛 Un besoooooo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Y para que están las normas? Pues para eso, ¿no? Ahí reside el arte de cada uno 😉
      ¡Un beso para ti también!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: