Reseña de La sociedad del cansancio, de Byung-Chul Han

Hoy cambio de registro y reseño La sociedad del cansancio, de Byung-Chul Han, algo diferente a lo que estarás acostumbrado a leer por aquí: no se trata de una novela, ni de un libro de relatos, ni siquiera de un cómic, sino de un ensayo filosófico sobre la sociedad en la que vivimos; es algo un poco más sesudo que lo que suelo reseñar, pero no inaccesible si se lee con ganas.

Veamos: crisis existenciales, ¿quién no las tiene? ¿Deberíamos considerar el hecho de sufrirlas una suerte o, por el contrario, una desgracia? Como todo en esta vida: depende, aunque yo me decanto por la primera opción y, por lo que cuenta en el libro, me atrevo a decir que el autor también lo haría. Me explico: vivimos en un mundo bastante loco en el que la productividad es la unidad de medida tanto del trabajo como del éxito personal —en tanto que este suele equipararse al profesional—. Todo es cuantificable en términos de esfuerzo y estamos tan sumidos en la vorágine de actividad necesaria para cumplir con nuestros objetivos que somos incapaces de darnos cuenta de la absurda situación en la que nos encontramos. Mientras no dediquemos —perder sería la palabra elegida por una sociedad como la nuestra— un minuto de nuestro tiempo a reflexionar sobre ella estaremos condenados a vivir por inercia, tal y como hemos hecho hasta ahora. Lo de la crisis existencial me lo he sacado de la manga, el autor no la menciona, pero me parece la imagen perfecta de lo que supondría tomar conciencia del sinsentido que supone  una existencia como la nuestra, que sobrellevamos como podemos engañados por una sensación de libertad que en absoluto es cierta. Tal crisis es, pues, el bofetón resultante de parar un momentito y observar la realidad más allá de nuestra hiperactividad, aquello que nos despierta y nos obliga a decidir si cambiamos de vida o si, por el contrario, preferimos desaprovechar la oportunidad que esta nos da, cerrar los ojos y volver a meternos en la rueda incansable de la dinámica social que reduce nuestra existencia a pura supervivencia.

La verdad es, por triste que sea admitirlo, que el ser humano de la sociedad actual es un esclavo, pero no de un poder externo sino de sí mismo. No es necesario un patrón explotador que lo fuerce a trabajar horas y horas, convirtiendo su vida en un infierno agotador; él mismo se ha convertido en víctima y tirano al autoimponerse unas obligaciones desmesuradas y de difícil —imposible— cumplimiento si no es en detrimento de su propia vida, postergando indefinidamente el ocio en pro de la realización de sus deberes. La toma de conciencia de la verdadera realidad es la herramienta necesaria sin la cual no es posible escapar a la falsa libertad para conseguir la verdadera.

El exceso del aumento de rendimiento provoca el infarto del alma.
El cansancio de la sociedad de rendimiento es un cansancio a solas, que aísla y divide.

Rendimiento imperativo como antítesis a aquello esencialmente humano: el arte, la reflexión y la comunicación; la hiperactividad y la hiperatención (el famoso multitasking que reclama nuestra atención en veinte tareas a la vez) a las que nos somete la sociedad de la productividad nos acercan más a las máquinas que a la cultura, que requiere otro tipo de atención, contemplativa, más profunda y alejada de la filosofía de la rentabilidad de nuestras acciones. El desarrollo extremo de nuestra sociedad, tal y como se está dando, nos está convirtiendo en piezas de un mecanismo que no tiene otro propósito que el de seguir existiendo, por pura inercia, y que nos está privando de nuestra esencia humana.

Así pues, pido un aplauso por esas crisis existenciales que nos dan la oportunidad de ver las cosas desde una perspectiva no productiva y mandar a hacer puñetas al autómata que se ha apoderado de nuestra vida. He dicho.

Anuncios

2 comentarios en “Reseña de La sociedad del cansancio, de Byung-Chul Han

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s