Ha vuelto, de Timur Vermes, llevado al cine por David Wnendt

Creo que con el dibujito de al lado no harán falta muchas explicaciones para que sepas de qué —o de quién— vengo a hablarte hoy. Todo un acierto del diseñador de la portada, desde luego; chapó.

Y pensarás: ha leído el libro. Pues bien: no, así que no puedo decir que estaba mejor que la peli porque ni lo he abierto—si te apetece hacerlo, te animo a leerlo y  a que me lo cuentes después; lo publicó Seix Barral en 2013—.

Quizás te preguntes, entonces, a santo de qué te hablo de él. Todo viene porque el otro día vi la película —si tienes Netflix la encontrarás allí— y no me dejó indiferente. No sabría decirte cómo me dejó, pero está claro que indiferente no sería la palabra adecuada. La idea es original, desde luego: un buen día Hitler aparece sin saber cómo ni por qué en el lugar exacto en el que se encontraba su búnker, pero en el Berlín de 2011. De ahí el ha vuelto, hecho, de por sí, ya bastante terrorífico. Debería serlo, por lo menos. Creo yo, vamos. Lo gracioso es que no todo el mundo parece tener esta misma reacción ante la situación. Eso es lo que realmente asusta. Hitler se pasea por toda Alemania diciendo que es quien es, no engaña a nadie ni en eso ni en ninguna otra cuestión: su discurso es el mismo que mantenía en la época en la que estamos acostumbrados a ubicarlo y, contrariamente a lo que sería de esperar teniendo en cuenta lo que ahora sabemos que resultó de aquello, también lo es la reacción de no pocas personas. Por si todo ello fuera ya poco escalofriante, resulta que parte de la película es documental, es decir: todo esto que te he contado es el resultado de las experiencias con la gente durante la tournée que Hitler y otro de los personajes se marcan por media Alemania. Glups.

Aquí la criatura. ¿Da miedo o no?

Lo que más me llamó la atención —además del alto ratio de nazis, potenciales o no, por metro cuadrado— es la clara diferencia entre los jóvenes y los mayores, los únicos, estos últimos, en soliviantarse al ver corriendo por ahí a un tipo vestido de Hitler proclamando las mismas barbaridades del siglo pasado. Aquí puedes leer las impresiones de Oliver Masucci, el actor que lo interpreta, en una entrevista en la que cuenta cómo la gente lo alababa.

Para acabar de dar el toque surrealista a la buena acogida del Führer en su retorno, este es tomado por un actor muy metido en su papel y acaba convertido en una estrella mediática que dispara las audiencias de todos los programas de televisión en los que participa. Plantea todo esto como una comedia y tienes ante tus narices la evidencia, no tan cómica, de que sería perfectamente posible que la historia se repitiera, más aún en una época como la que vivimos —crisis económica, inmigración, terrorismo, la amenaza islámica—. Con poco esfuerzo cualquier fanático puede hacernos pasar por lo mismo, y sin necesidad de un golpe de estado ni de engañar a nadie, simplemente explotando en su favor el malestar general y esa xenofobia tan generalizada en Europa de un tiempo a esta parte acabará en un drama aún mayor que el que ya vivimos. Este es el verdadero mensaje de la película: no tenemos memoria histórica, la Segunda Guerra Mundial es eso tan lejano que sale en las películas y que no va con nosotros. Cuando el coprotagonista —el descubridor de Hitler— se da cuenta de que se trata del auténtico acaba siendo tomado por loco al contárselo a los demás. Nadie cree que ese señor tan serio que dice cosas tan horribles constituya una amenaza real. Y mientras nadie lo crea corremos el riesgo de que esa amenaza acabe convertida en un peligro del que no nos percatemos hasta que ya sea demasiado tarde.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: