La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo

La otra vida de Ned Blackbird Alexis Ravelo Siruela cubierta portada

La otra vida de Ned Blackbird, de Alexis Ravelo, fue una de esas novelas que algo te dice que debes comprar cuando lees la sinopsis en su contaportada. Su autor se había dedicado antes a otros géneros, como el relato, la literatura infantil o la novela policíaca; con este nuevo título se ha decidido por una novela «normal», para público adulto y sin asesinatos que resolver. Amantes de los muertos y temas relacionados, tranquilos, de eso sí que hay, aunque no de la forma que esperáis encontrarlos, estoy casi segura.

Os explico un poquito, no mucho, que no os quiero destripar nada de lo que ya iréis descubriendo vosotros solitos a lo largo de las páginas: Carlos Ascanio es un profesor de filosofía que, por motivos personales, huye a una ciudad diferente a la suya, donde nadie le conoce ni sabe de su última relación. Allí alquila un piso a un precio razonablemente bueno, aunque la cosa tiene trampa, ya que en él, una de las habitaciones está ocupada por las pertenencias de la anterior inquilina, que acaba de fallecer, y con las que el propietario todavía no sabe muy bien qué hacer. Apuesto a que, sabiendo esto, ya estaréis imaginando por dónde van los tiros. No os voy a confirmar vuestras sospechas ni a alejaros de ellas; como ya os he dicho, ya lo averiguaréis.

La historia no es narrada por el propio protagonista, sino por un colega de la facultad que, a medida que nos va poniendo al día de la situación de Ascanio a lo largo de la novela, también va dando a entender que su experiencia en aquella ciudad cambió su vida para siempre. La sensación que tuve yo al acabar el libro es que se trataba una especie de conjunto de muñecas rusas en el que unas historias se alojaban en el interior de otras, sin las cuales las primeras no serían posibles, un juego metaliterario, también, al ser Celia Andrade, la difunta vecina, una prolífica escritora alrededor de cuyos textos, tanto públicos como privados, gira toda la trama.

El libro está estructurado en tres partes, divididas, a su vez, en capítulos muy cortitos -de menos de una página, algunos- que nos hablan de los diferentes ámbitos de la vida de Carlos Ascanio en su nueva ciudad, aunque avance a pasos agigantados el protagonismo del relacionado con sus descubrimientos en la antigua casa de Celia a medida que se desarrolla la trama de la novela.

El relato, sin embargo, pese a contar una historia muy particular, nos habla también de otros temas como, por ejemplo, el papel de la mujer en diferentes ámbitos, la importancia -o las consecuencias- de la libertad de cumplir o no las expectativas que la sociedad tiene de puestas en ellas y las dificultades -o renuncias- a las que tienen que hacer frente para conseguir aquello que a los hombres no les supone ningún esfuerzo adicional. Plantea también algunas de las secuelas de la Guerra Civil, especialmente para los vencidos, y cómo éstas han marcado la relación entre los partidarios de uno y otro bando a lo largo de la historia.

¿Qué más os puedo decir? Que os recomiendo esta novela, en la que Alexis Ravelo nos va llevando en volandas, con narración fluida y sin estridencias, a lo largo de esta historia que, si bien deja en algún momento adivinar alguna de las revelaciones inminentes, nos sorprende hacia el final con un giro con el que no contábamos y que, pese a lo ligeramente rocambolesco del asunto, justifica la aparición de algunos elementos extraños de los que se nos habla desde el principio de la narración, además de sorprendernos con algo que no esperábamos encontrar. Respecto a Ned Blackbird, a mí me parece una bonita manera de ejemplificar cómo detrás de cualquier persona se esconde un mundo desconocido, totalmente distinto al que cualquier otra pueda imaginar. Todos somos, en el fondo, una gran caja de sorpresas para los demás; si ya suponemos un misterio para nosotros mismos, ¿qué no les sorprenderá a los otros encontrar bajo esa cascarita tras la que nos escudamos ante el mundo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: