Crímenes ejemplares, Max Aub

Crimenes_ejemplares_Max_Aub_Liniers_cubierta

Miraba el catálogo de Libros del Zorro Rojo cuando me fijé en la edición de Crímenes ejemplares, de Max Aub, ilustrada por Liniers, que esta editorial lanzó en mayo de 2015. Me llamó la atención la combinación de la sangre con el humor negro, «ironía trágica», según el propio autor, que en su prólogo dice haber compilado las confesiones en las que asesinos de diferentes países explican los motivos que los llevaron a matar. Lo humorístico no reside tanto en el crimen en sí, claro, como en los absurdos motivos que pueden hacer de cualquier persona un asesino, de darse las circunstancias adecuadas; ¿quién no ha sentido un impulso violento -normalmente reprimido- ante una injusticia, un hecho que colme nuestra paciencia o, simplemente, algo que nos saque de quicio?

Crímenes_ejemplares_Max_Aub_Liniers_ilustración

Ilustración correspondiente a la parte De gastronomía

Estaremos de acuerdo en que «la maté porque le olía el aliento» o porque «tenía un cuello tan largo» (que no pude resistir la tentación) no supondrían ningún atenuante a la hora de juzgar a quien lo hizo, pero sí nos muestra hasta qué punto un hecho insignificante puede marcar la diferencia entre estar vivo o muerto (sobre todo dependiendo de la impulsividad de la gente con la que nos relacionamos; ojito al seleccionar a nuestras amistades), despojando así a la muerte de toda su trascendencia y dándole la misma importancia que al más trivial de los hechos; antes estabas vivo y ahora ya no, ¿y qué?

Para los que no conozcáis la obra: no estáis ante una novela, ante un poemario ni ante una compilación de cuentos, sino ante una serie de composiciones brevísimas, algunas de apenas una frase, microrrelatos de una sola escena que basta para comprender una situación general, protagonizada en casi todos los casos por un mismo perfil de personaje, aquel que suele corresponder a quien acaba de perder la paciencia y la capacidad de reprimir ese impulso violento del que antes os hablaba.

El libro está dividido en cuatro partes: Crímenes, De suicidios, De gastronomía y Epitafios; en las tres primeras agrupa las muertes por categorías según la causa que las provocó (que estoy segura que no es necesario especificar) y la última consiste en una serie de epitafios que podrían acompañar a cada uno de los personajes tras abandonar este mundo.

Macanudo_Fellini_Liniers

Tira de Macanudo protagonizada por Enriqueta y el gato Fellini

Las ilustraciones en rojo y negro de Liniers, que dice preferir las técnicas tradicionales a la ilustración por ordenador, acompañan los textos usando únicamente tinta china y acuarela y acentúan con su aportación el oscuro factor humorístico de las historias, alejándose mucho de su habitual estilo en las tiras cómicas de Macanudo que publica desde 2002 en el diario La Nación Argentina. Si lo conocíais por esta faceta suya, seguro que su trabajo en Crímenes ejemplares os sorprenderá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: