El amante de lady Chatterley, D.H. Lawrence

Layout 1

Aquí tenéis mi primera reseña del año (de hecho, también el primer post del año), sobre El amante de lady Chatterley, de D.H. Lawrence, una novela de principios del siglo pasado que estructura alrededor de una relación sentimental extramatrimonial toda una crítica a la sociedad moderna que ya entonces apuntaba claramente hacia un capitalismo brutal como el que vivimos en nuestros días.

Pero bueno, primero el resumen, para que os situéis y podáis haceros una mejor idea de aquello a lo que me referiré en adelante: primeros años veinte, Midlands, tierra de carbón. Clifford Chatterley, adinerado propietario de una de las minas de la zona, vuelve de la guerra parapléjico y se instala con su joven esposa, Connie Chatterley, en Wragby, mansión familiar junto a las minas de Tevershall, propiedad de la familia. Resumiendo mucho: Connie se enamora del guardabosques y la situación se complica hasta llegar a un punto de no retorno que no es otro que el descubrimiento de la relación.

Todo lo que sucede en la trama está cargado de un gran simbolismo que pone en el sitio que les corresponde a los principales factores de la vida y de la sociedad de la época, comenzando por la discapacidad de Clifford, que le impide llevar a cabo una vida sexual normal a la que en un principio se resigna su joven esposa. Clifford y todo lo que le rodea (Tevershall, Wragby, su vida allí, incluyendo los relatos que escribe y que su suegro califica de faltos de contenido) se plantea como una sombra de lo que podría ser, un sucedáneo de vida que Connie debe aceptar, de la misma manera que acepta la castidad forzosa que implica la situación de su marido. Sin embargo, el motivo por el cual Connie asume su situación como algo a lo que hay que adaptarse no es otro que el desconocimiento de una realidad más allá de la suya, cuyo descubrimiento preocupa a Clifford, puesto que podría llevarle a una ruptura. Este engaño funciona para Clifford hasta el momento en que Connie conoce a Mellors, el guardabosque que vigila la propiedad forestal de la familia Chatterley y con el que descubrirá no sólo la vivencia de la sexualidad como algo más allá del mero acto sexual sino, también, como aquello que le permitirá conectar plenamente con otro ser humano y llevarla a la experimentación de la vida en su plenitud, en todos sus aspectos. Esta exploración de la sexualidad más allá de los convencionalismos de la época, asumiéndola como algo natural e inherente al ser humano, funciona también como símil del afrontamiento de la vida como algo mucho más auténtico y sencillo a lo que la sociedad industrial y capitalista obliga a aceptar a todos sus miembros, a los que deshumanizaniza y cosifica como meras herramientas de trabajo en beneficio de una clase dirigente que los explota sin escrúpulos, despojándolos de esperanza e incapacitándolos para disfrutar plenamente de algo a lo que tienen derecho, una vida más allá del dinero, los convencionalismos y las imposiciones de un sistema creado por y para beneficio de la clase dirigente. Aquel que se atreve a cuestionar o desafiar a tal sistema se ve abocado a la soledad y al aislamiento, ante la incomprensión y el rechazo del resto de la sociedad, que no se da cuenta del engaño que éste supone (igual que la vida de Connie junto a Clifford) y se ve sumido en la impotencia ante la imposibilidad de cambiar la situación.

La sociedad industrial y el capitalismo al que representa son presentados, a través de su hipocresía y su falta de escrúpulos ante la explotación de los trabajadores, como el odio al propio ser humano y a su auténtica naturaleza, en contrapunto al bolchevismo que, pese a funcionar, según alguno de los amigos de Clifford, movido por el odio a la burguesía, encarna los auténticos valores humanos y la defensa de la vida tal y como debería ser vivida. La obsesión del hombre por el dinero es un tema que preocupa a Mellors y que saca a relucir en varias ocasiones al defender la posibilidad de una vida más plena prescindiendo de las ataduras de éste y de lo que su consecución implica para el individuo, al renunciar éste a lo que la vida le ofrece a cambio de unas pocas monedas que le permitan evadirse, por un rato, de su propia realidad.

La novela se presenta, pues, como un desafío a la sociedad del momento, también a través de la descripción explícita de los encuentros sexuales de Mellors y Connie, hecho que le valió la prohibición en varios países hasta los mismos años sesenta, muestra de que no se equivocaba al mostrar a dicha sociedad como algo temeroso de la verdadera naturaleza humana, temor no compartido por Lawrence, que se niega a escribir con la misma hipocresía imperante en el momento y rindiéndose a la esencia verdadera del ser humano y a lo natural de la sexualidad y su pleno disfrute que defiende durante toda la novela.

2 comentarios

  1. Introduces dos temas para pensar:
    En la sociedad actual aún hay una gran masa que seguiría censurando el tema sexo, aunque luego formen parte de esa clase derecho a& pudiente que mantiene una “querida” o se divorcia de la esposa que bendijo la Santa Iglesia para pasearse con otra que podría ser su nieta, hipocresía.
    Sexo cuando una parte de la pareja no puede practicarlo por cuestiones médicas.
    Reflexiones de domingo tarde😉
    Anoto el libro, parece interesante. Un petó Silvia

    Me gusta

    1. ¡Rosa! ¡Cuánto tiempo! Qué bien volver a tenerte por aquí😉.
      La verdad es que el sexo siempre parece ser un tema controvertido; muchos aspectos aún inaceptados o incomprendidos por gran parte de la población por prejuicios y/o cuestiones morales (derivadas también de influencias religiosas). El debate está siempre servido cuando se habla de él.
      Un petó!🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: