Localizaciones: claustro de la Universitat de Barcelona

Joan, con la excepción de su poco habitual manera de morir, no destacó nunca en nada. Los estudios no fueron ninguna excepción. Si bien consiguió terminar su carrera, lo hizo con la mediocridad que lo había acompañado a lo largo de su corta vida, quizás por pasar más tiempo del necesario viendo las horas pasar desde alguno de los bancos del patio de letras de la universidad, intentando, con éxito, pasar desapercibido a los cientos de estudiantes que desfilaban ante sus ojos, totalmente ajenos a su presencia. Ya podéis ubicar el claustro en el mapa actualizado de localizaciones pinchando aquí.

Para mí, el corazón de la universidad. Ni biblioteca, ni bar ni nada; el claustro. Aquella especie de cruce de caminos de los estudiantes de todas las filologías en el ir y venir de sus clases, en la consulta de sus notas en las paredes, en la búsqueda de habitaciones en los anuncios de los tablones, presenciado siempre por los peces del estanque del centro y por los naranjos que subían hasta el segundo piso, desde el que aquellos que salían de la biblioteca a fumar o a tomar el aire se perdían, apoyados sobre la barandilla, en la actividad del piso de abajo, de los que corrían de una clase a otra, esquivando a los corrillos, de los que repasaban sus apuntes en un banco o de quien, como yo, simplemente contemplaba la escena sentado en la esquina menos frecuentada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s