Normal, Roberto López-Herrero

Normal - R. López-Herrero

Di con Normal, de R. López-Herrero, como muchas veces acabo encontrando los libros que leo: a través de comentarios y recomendaciones de otros lectores en la red. Si no siempre, por lo menos, sí a menudo suelen cumplir mis expectativas las novelas que escojo siguiendo este método. Y ese ha sido el caso de la primera novela negra de este autor, nuevo en mi estantería, o en mi Kindle, con algún que otro número de convertirse en un habitual de mis lecturas.

«El asesino era… normal» es la única descripción que Félix Fortea, policía de homicidios, recibe cuando interroga a los testigos de un crimen a plena luz del día. ¿Cómo detienes a un homicida que puede ser cualquiera? ¿Qué es ser “normal”? Un elenco de personajes con sus fallos, rarezas y taras se unen para detener a un criminal que parece camuflarse exhibiendo su aparente normalidad. Una novela negra en la que R. López-Herrero pone en duda el concepto de normalidad imperante en nuestra sociedad.

Me intrigó, al leer la sinopsis, la cuestión de la normalidad; es algo que muchas veces me he cuestionado yo misma: ¿qué es la normalidad? ¿lo común? ¿lo no patológico? en un mundo de «locos» ¿seríamos todos normales? Lo normal, en este caso, es lo que, por habitual, pasa desapercibido; ni un rasgo destacable del asesino. Físicamente es el ciudadano estándar, quizás no en Suecia, pero sí en este país. Su personalidad no destaca tampoco en nada, aparentemente. Todo el mundo cree estar ante un hombre como cualquier otro; error flagrante que te puede costar la vida si bajas la guardia ante una persona, en apariencia, tan inofensiva como cualquiera de las que te rodea cada día. Tan flagrante como etiquetar como «raro» a quien rompe esa normalidad establecida por el conjunto de la sociedad con algún rasgo que lo marca y lo señala, por no encajar con el estereotipo de persona «normal». En el fondo todo se reduce a una simple pregunta: ¿qué es normal? El autor estructura su novela sobre esta cuestión, proporcionando una descripción llena de matices de la personalidad de los personajes que nos cuentan su historia. ¿Qué mejor manera de apreciar esa normalidad que desde la mente de los propios protagonistas?

La normalidad es el gordo de la lotería si eres un asesino, y una pesadilla si eres el policía que tiene que atraparlo antes de que acabe con media ciudad mientras los medios están encantados de pregonar las hazañas de un psicópata suelto por sus calles. La historia atrapa desde el principio pero, más aún, cuando se nos permite entrar en la mente de este personaje con pocos escrúpulos a la hora de hacer lo que considera que debe hacer. A medida que avanza la trama, él mismo narra su historia, dotando a la novela de más intensidad, de más tensión, de más nervios y, por qué no, de más miedo por los personajes que hay del otro lado. Encontrar al asesino puede ser menos deseable de lo esperado, cosa que nosotros, como lectores, sabemos, pero ellos, como perseguidores, no.

Poco a poco, Félix Fortea y el resto de sus compañeros de homicidios irán averiguando más cosas sobre ese «fantasma» que campa a sus anchas por Madrid. Dicen que el miedo es lo que nos mantiene con vida porque nos permite evitar peligros, pero, ¿qué pasa cuando nuestras alarmas no se disparan? A veces el miedo llega demasiado tarde, cuando ya no nos puede ayudar. No me gustaría destriparos la novela, y bastante me está costando no irme de la lengua, así que aquí tenéis el booktrailer, breve pero suficiente para que os hagáis una idea de lo que podéis encontrar entre las páginas llenas de normalidad de este libro.

 

 

Anuncios

7 comentarios en “Normal, Roberto López-Herrero

  1. Pues aunque no te hayas ido de la lengua con lo que explicas ya me han entrado ganas de leerla, justo cuando termine el intensivo de Rosa Ribas.
    Gracias por tus buenas sugerencias Silvia.

    Me gusta

      • Como soy de lo más “normal y corriente” no se me da tan bien explicarlo como a ti 🙂 así que sólo diré que la trilogía de Rosa Ribas sobre una comisaría de Francfort hispano-alemana me ha gustado, ahora estoy con Don de Lenguas en un escenario totalmente diferente 😉
        Hay demasiadas cosas para leer en comparación del tiempo disponible jeje
        Bon diumenge 😡

        Me gusta

      • Creo que ya me habías hablado de Rosa Ribas y su comisaria. Me lo apunto porque tiene buena pinta 🙂
        Siempre hay demasiadas cosas para leer y muy poco tiempo para hacerlo…
        Bona setmana!

        Me gusta

  2. He terminado Don de lenguas, muy diferente de los otros tres libros de ella que había leído, ambientada en la Barcelona oprimida tras la guerra. Me ha gustado mucho, si te ánimas a leerla ya me dirás.
    Un petó,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s