16. Lo que dijeron las noticias

Peripecias-estelares16

Afrodita fusila al retaco con la mirada pero no se atreve a soltarle la mano; alguien podría verlos y sospechar que algo raro se traen entre manos, así que continúan caminando en dirección a la estación. Los muy membrillos no se han dado ni cuenta de que alguien los observa bajo una marquesina que tiene toda la pinta de cubrir la puerta de entrada a la casa del regente de la estación de servicio. Se me ponen los pelos como escarpias al ver que se trata de un trátor. De nada sirve que intente avisarlos usando mi trompa como instrumento de viento, emitiendo un sonido a medio camino entre el oboé y el clarinete; precioso.

—Buenos días —dice una voz a sus espaldas, una vez han llegado ya a la estación y miran a través de la luna de la tienda en busca de algún ser vivo a quien dirigirse.

Dan un respingo al unísono al ver de quien se trata. Afrodita hace amago de salir corriendo pero Giuseppe está petrificado por el miedo y, dado que sigue agarrado a su mano, le impide escapar.

—¡Somos humanosB! —chilla éste, por fin, presa del pánico.

—¡Oh! HumanosB —dice el trátor—, ¡qué sorpresa más agradable! El último que se acercó por aquí fue hace cincuenta años.

Cincuenta años de Neptuno no son poco tiempo; parece que sí que es realmente extraño ver a un humanoB lejos de su planeta.

—Y, díganme, ¿qué les trae por aquí? —pregunta con una sonrisa.

La verdad es que la amabilidad de este individuo me escama bastante, y parece que a mis compañeros también, a juzgar por la expresión de sus caras. Me pregunto si no habrá dado aviso a sus compañeros y estará tirando de teatro mientras llegan refuerzos.

—Estamos de luna de miel —responde el calvo, mostrando su mano enlazada a la de Afrodita.

—¡Oh! Maravilloso, maravilloso —dice, con aparente sincera alegría—. Mis más sinceras felicitaciones; no se ven muchas cosas bonitas hoy en día. Díganme, ¿en qué les puedo ayudar?

—Pues mire, es que tengo una conjuntivitis espantosa —dice Giuseppe frotándose el cogote—. ¿No tendrá alguna cosa para aliviarla?

La verdad es que al retaco no se le da nada mal la interpretación.

—Por supuesto, acompáñenme.

Mis compañeros se miran, extrañados, y siguen al trátor sin bajar la guardia, que no se fían ni un pelo. Y hacen bien. Aprovecho que no me ven para escabullirme de la nave y acercarme a la estación; quién sabe si necesitarán que les eche un cable para escapar.

—Pruebe con esto —dice, sosteniendo en su mano derecha un frasquito que acaba de tomar de una estantería tras el mostrador—; es mano de santo.

Giuseppe lo coge y se lo da a Afrodita.

—Toma, cariño, ¿me puedes poner un poquito?

La falsa esposa de Dallacosta aparta ligeramente el fular del cuello de su supuesto marido y echa un par de gotitas donde se supone que debería tener el ojo.

—Ay, qué alivio —dice finalmente, una vez que Afrodita da por finalizada su cura.

—¿Mejor? —pregunta el trátor con una sonrisa un pelín más torcida que las anteriores.

—Sí, sí, muchísimo mejor —responde el calvo.

—Pues es raro porque lo que le he dado es alcohol de 96º. Debería escocerle —hace una ligera pausa—. Un poquitín.

Ya decía yo que este tipo no era trigo limpio; visto un trátor, vistos todos. Malos bichos donde los haya.

—No veis mucho las noticias, vosotros, ¿verdad? —mis compañeros niegan—Los humanosB se extinguieron hace poco; se mataron los unos a los otros. No queda ni uno —hace otra pausa—. Fugitivos, supongo, ¿no? ¿Qué queréis?

¿No los piensa matar ni torturar ni nada? No doy crédito.

—Estamos buscando a Rogelio —esta vez interviene Afrodita, por primera vez desde su llegada.

—¿A Rogelio? —pregunta con desconfianza—¿Quién os envía?

Vota cómo quieres que continúe la historia y lee aquí la continuación el próximo viernes 13 de diciembre.

4 comentarios en “16. Lo que dijeron las noticias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s