Tragedia casi griega

eco

Crisis. ¡Oh, tragedia! No. No os asustéis; esa crisis no. Bueno, también, pero no es de la crisis de todos de la que os quería hablar hoy sino de la mía propia. Crisis creativa (¡Oh, no, por Dios, eso no!). Hala, ya lo he dicho.

Pues sí. Que no sé qué escribir, vamos. Cierto es que no voy sobrada de tiempo pero resulta que tanto La chica del lunar como las Peripecias estelares, que en un principio fueron concebidas como una manera de no perder el hábito de escribir al tiempo que creaba contenido para este blog, se han convertido en toda mi creación literaria en los últimos tiempos. Preocupante.

la-foto-7A lo tonto ha pasado ya un año desde que terminé Las pesquisas de un cadáver amnésico (que sigo mareando de una editorial a otra) y sigo sin ningún otro proyecto mínimamente definido a la vista. ¿Cómo puede un escritor decir que lo es si no escribe -no confundir con publicar-?.

Así que voy a aprovechar uno de esos consejos para vivir la vida con sabiduría que hiperpoblan Facebook y me voy a servir de las dificultades de mi existencia para superar estas mismas, ergo de mi infertilidad literaria de los últimos tiempos he sacado material para escribir este post y, de paso, haceros partícipes de mi afición por coleccionar tazas de café vacías (sucias, claro) en mi mesa de trabajo en armoniosa convivencia con otros habitantes habituales de cualquier escritorio del universo.

Probablemente habríais podido dormir igual de bien sin ser conocedores de todo lo que os acabo de contar pero, dado que no tengo ninguna reseña disponible ahora mismo, con este rollo rompo la maldición de las semanas con un solo post y, de paso, me desahogo un poquito. ¡Hala! Hasta el viernes.

Anuncios

2 comentarios en “Tragedia casi griega

  1. Te hubiera enviado alguna taza para la colección, pero como veo que tienen que ser sucias de café mejor me abstengo, si coleccionas alguna otra cosa en lo que podamos colaborar ya dirás jeje
    Por cierto, aunque ahora estés en un periodo Kit-Kat tu mesa llena de cosas se asemeja mucho a la Eduardo Mendoza.
    Un petonet i fins divendres

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s