Un lugar incierto, Fred Vargas

Un lugar incierto

Un lugar incierto, de Fred Vargas, llevaba ya bastante tiempo en la estantería de casa, desde que lo desterré allí después de un primer ataque infructuoso. Obviamente no ha mejorado con el tiempo; quizás lo haya hecho yo o, más probablemente, simplemente aquél no fuera el momento de leerlo y, por lo que sea, éste sí. La cuestión es que he disfrutado muchísimo su lectura (tanto, que ya me he agenciado El ejército furioso, de la misma autora).

El comisario Adamsberg se halla en Londres, invitado por Scotland Yard, para asistir a un congreso de tres días. Todo debería transcurrir de manera tranquila, distendida, pero un macabro suceso alerta a su colega inglés: en la entrada del antiguo cementerio de Highgate han aparecido diecisiete zapatos… con sus respectivos pies dentro, cercenados. Mientras comienza la investigación, la delegación francesa al día siguiente regresa a su país. Allí descubren un horrible crimen en un chalet en las afueras de París: un anciano periodista especializado en temas judiciales ha sido, a primera vista, triturado. El comisario, con la ayuda de Danglard, relacionará los dos casos, que le harán seguir una pista de vampiros y cazadores de vampiros que lo conducirá hasta un pequeño pueblo de Serbia…

Como veis, la sinopsis deja muy claro que no se trata, precisamente, de una novela romántica, sino que la cosa va más de escabrosos detalles sobre los diferentes estados en los que se puede uno encontrar un buen día un cuerpo, o cualquiera de sus partes, así, sin venir demasiado a cuento y cuando menos se lo espere. Bonito, ¿verdad? La vida siempre nos da sorpresas, buenas y malas y cuando a ella le parece, ahí está la gracia del asunto, así que, si la vida pone en tu camino diecisiete zapatos con sus diecisiete pies, por poquito que te apetezca ponerte a investigar, si eres policía y te cae a ti el caso, te pones a ello. Habréis leído más arriba la palabra vampiro. Si os ha venido a la mente Anne Rice o la saga Crepúsculo, por favor, que no sea eso un impedimento a la hora de decidir si leer o no esta novela o no, porque no tiene nada que ver con ninguna de las dos.

Si habéis leído ya a Fred Vargas seguramente sabréis a qué me refiero. Es la primera obra que leo de esta autora pero creo que cualquiera que la haya leído sabrá perfectamente de lo que hablo. Y, aun a riesgo de no ser demasiado clara para los que no conozcan a Vargas, no voy a dar más detalles. Sólo diré que si te gustan los vampiros seguramente te gustará Un lugar incierto. Y, si no, también.

Cómpralo en Amazon:

En papel:  Un lugar incierto (Colección Narrativa)

Formato Kindle:  Un lugar incierto (Nuevos Tiempos)

Anuncios

13 comentarios

  1. Fred Vargas es un punto y aparte en la novela negra actual. O bien te enamoras de su forma de escribir o la aborreces: sin término medio.
    Que suerte que seas de las primeras. Que bien te lo vas a pasar.
    Saludos

    Me gusta

    1. Pues sí, es una suerte y, sí, también, ya me lo estoy pasando muy bien con el segundo.

      Muchas gracias por tu comentario. Pásate por aquí cuando quieras!

      Saludos!

      Me gusta

  2. 17 pies!!! Pues como mínimo uno esta desaparejado.
    No he leído nada de esta autora, lo anoto que ahora estoy con Lorenzo Silva, aunque no soy de temas de vampiros.

    Me gusta

    1. Chica lisssssta… su importancia tiene lo pie desparejado, no te creas…

      Yo tampoco soy muy vampirera, pero ya te digo que eso no va a hacer que no te guste (te diría por qué pero entonces la cosa perdería su gracia). Si quieres, te lo dejo y así, si no te gusta, por lo menos no te habrás dejado los dinerillos…

      Me gusta

  3. Sirvi moltes gràcies!!!
    Si vivieramos en la misma ciudad te cogia la palabra, y el libro jeje, tomando un café, pero esta complicado.
    Como te decia estoy con el segundo de Lorenzo Silva (los tengo en versión Kinle, no se si se pueden compartir por si te apetece leerlos) y tengo dos más que dejaré un poco aparcados por variar, asi que miraré si esta en versión Kinle que siempre sale más baratito.
    A temporadas se me acumulan muchas cosas que me apetece leer, pero no hay manera de sacarle más partido al tiempo, entre los propositos para el nuevo año ya tengo dos cosas fijas, salir a caminar y buscar más tiempo para leer, lástima que son incompatibles!!!
    Un petó,

    Me gusta

    1. Caminar y correr! Dos buenos propósitos. Yo tengo los mismos, pero corriendo, a ver si por fin lo consigo. Ánimos!

      Un petó!

      Me gusta

  4. KinDle, me he comido la “d” dos veces!!!

    Me gusta

    1. Sí, sí, me lo había parecido, jeje…

      Me gusta

  5. Rosa M. · · Responder

    Lo encontré en Amazon, ya voy por la mitad y me está gustando bastante.
    Es del tipo de lectura que cuando terminas no te ha aportado ni grandes conocimientos ni te motiva a grandes reflexiones pero consigue lo que últimamente busco: desconectar al final de día y pasar un rato agradable leyendo. Para estos menesteres tengo amigas que leen novela romántica, pero a mí me aburre, en película “los pastelitos” ya me gustan pero soy incapaz con un libro.
    De este estilo son los dos últimos que he leído, de Lorenzo Silva -he dejado aparcado a Eduardo Mendoza- “El lejano país de los estanques” y “El alquimista impaciente” y tengo para después “La niebla y la doncella”. Todos para libro electrónico, finalmente me he dejado conquistar por la comodidad y el precio!!!
    Mis conocimiento informáticos no llegan para saber si puedo compartirlos, si tú sabes si es posible y te apetece leerlos no tengas reparo en decírmelo.
    Bona setmana!!!

    Me gusta

    1. Buuuuuuuuh! WordPress me había marcado tu comentario como spam (a saber por qué, si eres la que más comenta por aquí) y ni lo había visto hasta ahora… ahora que ya te has acabado el libro y todo, jajaja

      Me gusta

      1. Rosa M. · ·

        Y ya tengo preparado el 2° para cuando termine el de ahora, despures igual paro un poco con la novela negra 🙂

        Me gusta

  6. […] me he hecho con La tercera virgen, de Fred Vargas, de quien ya os he hablado en las reseñas de Un lugar incierto y El ejército furioso, y con El hombre que era jueves, de G.K. Chesterton, autor que sonaba de un […]

    Me gusta

  7. […] encantado sino que me he lanzado de cabeza a por otro del mismo autor. Un ejemplo claro de ello es Un lugar incierto, de Fred Vargas; me resistí pero, finalmente, decidí aparcarlo y, en un momento de escasez de […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: