Las mil caras del monstruo, varios autores

Hacía mucho que no leía relato. Hubo una temporada en que dediqué mucho tiempo a la lectura de este tipo de literatura, quizás porque yo misma estaba centrada en ella a la hora de escribir. Esta antología de cuentos, Las mil caras del monstruo, es la primera publicación de Bracket Cultura, un sello independiente que pretende dar voz a aquellos autores de calidad que, por dedicarse a géneros en los que las grandes editoriales no suelen confiar, como el relato, no tienen la oportunidad de encontrar un editor entre ellas.

Las mil caras del monstruo es una antología compuesta por doce relatos dentro del género fantástico de diferentes autores. Todos ellos, a excepción de «La familia y uno más», de Raúl del Valle, habían sido publicados con anterioridad.

[El monstruo] representa nuestras tendencias perversas y homicidas; tendencias que aspiran a gozar, liberadas, de una vida propia. En las narraciones fantásticas, monstruo y víctima simbolizan esta dicotomía de nuestro ser; nuestros deseos inconfesables y el horror que ellos nos inspiran. El “más allá” de lo fantástico en realidad está muy próximo; y cuando se revela, en los seres civilizados que pretendemos ser, una tendencia inaceptable para la razón, nos horrorizamos como si se tratara de algo tan ajeno a nosotros que lo creemos venido del más allá. Entonces traducimos ese escándalo “moral” en términos que expresan el escándalo “físico”. La razón que distinguía las cosas y subdividía el espacio, cede su lugar a la mentalidad mágica. El monstruo atraviesa los muros y nos alcanza donde quiera que estemos; nada más natural, puesto que el monstruo está en nosotros. Ya se había deslindado en lo más íntimo de nuestro ser cuando fingimos creerlo fuera de nuestra existencia.

Louis Vax “Arte y literatura fantásticos” (1973)

El monstruo es el punto en común de todos los relatos. Todos ellos lo tienen como protagonista. No se trata, necesariamente, de un monstruo convencional (un zombi, un vampiro, un ser mutante o cualquier otro engendro asqueroso), aunque no se puede decir que esta antología esté libre de ellos, sino que se amplía el punto de mira hasta contemplar la totalidad del concepto de monstruo, englobando dentro de él sus características más humanas (la mayoría de ellas, sobre todo si tenemos en cuenta que el monstruo en sí no tiene ningún sentido si no es en contraposición con lo que es comúnmente considerado como correcto y que es, frecuentemente, confundido con aquello «humano»).

Yo he disfrutado la lectura de esta recopilación, tanto por suponer un reencuentro personal con el género, durante tanto tiempo abandonado por mi parte, como por el contenido de la misma. Espero que, si os decidís a leerla, os guste tanto como a mí.

Cómpralo en Amazon: Las mil caras del monstruo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: