El abuelo que saltó por la ventana y se largó, Jonas Jonasson

Acabo de terminar El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Es, sin duda, una de las novelas que más he disfrutado en mucho tiempo. El título me llamó la atención desde el primer momento; prometía. Y no defraudó: divertidísima, dinámica y original.

Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adonde ir, se encamina a la estación de autobuses. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan se sube sin pensarlo dos veces, con la maleta ajena a rastras. Aún no sabe que el joven es un criminal sin escrúpulos y que la misteriosa maleta contiene cincuenta millones de coronas. Pero Allan Karlsson no es un abuelo centenario cualquiera… y en poco tiempo, tras una alocada aventura, pone todo el país patas arriba. Jonasson urde una historia extremadamente audaz y compleja, capaz de sorprender constantemente al lector, pero el verdadero regalo es su personaje protagonista, Allan Karlsson, un hombre de un maravilloso sentido común, con todo un siglo a sus espaldas, que no teme a la muerte, ¡ni al crimen! Un anciano centenano que no está dispuesto a renunciar al placer de estar vivo.

Pese a pasearse por todos los acontecimientos históricos destacables del siglo XX (desde la guerra civil española hasta el mayo del 68 francés, pasando por la creación de la bomba atómica), acompañado de sus principales protagonistas, a gusto se como uno la poca verosimilitud de los hechos. Es más, incluso se disfruta. Y mucho. Jonas Jonasson repasa la historia del siglo pasado a través de la vida de Allan Karlsson, el protagonista de su novela, alternando episodios de su aventura tras la huída de la residencia de ancianos con otros de su vida anterior, no menos aventurera, desde su infancia hasta conducirnos al momento en que decidió vivir un poco más intensamente los días que le quedaban en este mundo. Un libro tremendamente divertido y ameno que recomiendo a todo el mundo.

Cómpralo en Amazon:
En papel: El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Narrativa)
Versión Kindle: El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Narrativa)

7 comentarios en “El abuelo que saltó por la ventana y se largó, Jonas Jonasson

  1. Interesante, ya había escuchado de este libro y como a ti, por el puro titulo me llamo la atención, sin embargo cuando leí comentarios de una persona en tuiter, sobre el pésimo desenlace, decidí dejarlo de lado. Pero ahora con tu entrada me ha dado aún más curiosidad, lo apunto a mi lista de libros por conseguir. Gracias.

    Me gusta

    • Hombre, desde luego no diría que el desenlace es la mejor parte del libro pero tampoco me ha parecido tan malo como para calificarlo de pésimo (aunque reconozco que me dejó ese ligero regustillo amargo que te queda al leer las últimas líneas de un libro que te ha gustado mucho y de las que piensas que no están a la altura general de la novela). Le falta ese puntito que acaba de hacer redonda una lectura pero no dejaría de recomendarla por ello. Espero que, si te decides a leerlo, te guste.

      Gracias a ti!

      Me gusta

  2. Perfecto, no se hable más, a la lista de pendientes por conseguir, espero a finales de este mes surtirme de libros en la Feria del Libro, ya cuando lo termine te contare como me fue.

    Me gusta

  3. A mi gusto, el mejor libro que he leído en el año. Un delicioso paseo por la historia con un humor de lo mas perspicaz.

    En cuanto a lo del final… No creo que sea un final malo ni nada por el estilo, pero hay que tener en cuenta que tanto en los libros, las películas… e incluso la vida, lo que importa es el trayecto, las experiencias que vives durante el mismo, y no como acaba (que puede ser mejor o peor dependiendo de los gustos de cada uno). Si lo analizamos de este modo, la lectura de “El abuelo que salto por la ventana y se largo” es imprescindible.

    Animo encarecidamente a todo el mundo que lo lea, no creo que pueda disgustar a nadie.

    Por cierto, estas invitada a pasarte por mi bitácora para leer mi opinión acerca del mismo.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo contigo en que el trayecto es lo más importante aunque hay que reconocer que, si se lo propone, a veces el autor es capaz de cargarse un trayecto perfecto con un final penoso. Por suerte, no es el caso del abuelo.

      Muchas gracias por pasarte por aquí. Acepto tu invitación; me pasaré encantada.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s