Proyectos frescos

Antes de nada os quería dar las gracias por vuestra participación en La chica del lunar, que es uno de los proyectos que me ocupa y que sin vosotros no sería posible. Lo planteé como un ejercicio para mí, para obligarme a escribir, ¡y vaya si está funcionando! El hecho de no saber ni yo misma por dónde va a ir exactamente la cosa hasta tener el resultado final de la encuesta semanal -y en la de esta semana la cosa está, de momento, bastante igualada- le da un puntito divertido a la hora de pensar en la historia. Muchas gracias, de verdad, estoy consiguiendo mi propósito y me lo estoy pasando muy bien. Espero que vosotros también.

Dicho esto os pondré al día de alguna otra cosilla que tengo en el tintero. Las pesquisas de un cadáver amnésico, la novela que tengo ahí, a puntito de ponerle el FIN definitivo, está ya en ultimísima fase de revisión. Pronto os hablaré más de ella, que me apetece empezar a compartir algunas cosas, ahora que la historia es la que es y sólo pienso cambiar algunas cuestiones de forma, quizás, pero nada más.

El siguiente proyecto a la cola lo tengo en común con mi mejor amigo de la infancia. No os voy a desvelar gran cosa porque aún está en fase embrionaria la criatura y no tendría mucho sentido explicaros algo que quizás acabe ni pareciéndose al resultado final, que ya sabemos cómo van estas cosas… (de la idea original de las pesquisas queda más bien poco en el manuscrito final). Sí que os puedo decir que me apetece trabajar en un un libro a dos manos, en el que cada uno de nosotros tendrá posibilidad, además, de ir a su rollo en lo estilístico, puesto que se trata de dar dos enfoques distintos a una historia común, que es la que comparten los dos personajes principales. Todo ello sin renunciar al trabajo en equipo que supone coordinar el resto del trabajo. Como, además, mi compañero es un encanto, no veo qué más puedo pedir… ¡Qué ganas de ponerme a ello en serio!

Y por último, otro proyecto que también está aquí mismo, asomando la nariz, esta vez en colaboración con otra amiga (¡qué bonito esto de hacer cosas con los colegas!), ilustradora ella, con la que ya había trabajado en algunos “asuntillos propios” hace algunos años. Su nombre es Teresa Herrero, y se dedica, sobre todo, a la ilustración editorial infantil, aunque también pinta cuadros, hace exposiciones y esas cosas que hacen los pintores. Pasaos por su web si queréis haceros una idea de su estilo, estoy segura de que os gustará. Esta vez, sin embargo, estamos pensando seriamente en sacar los pies del tiesto del ámbito infantil y experimentar un poco con el libro ilustrado para adultos. En ello estamos, ya os contaré por dónde sale al final la cosa.

Y ya os he puesto al día de lo que me ocupa la mente la mayor parte del tiempo (la mayor parte del tiempo que consigo mantenerla ocupada, claro está). Otro día os cuento más.

Anuncios

2 comentarios en “Proyectos frescos

  1. Que de cosas Sirvi y que buena pinta todo.
    Aunque el resultado final no se parezca al 100% a la idea inicial lo importante es tener iniciativa y ganas de hacer cosas y por lo que se ve a ti no te faltan.
    Hasta el viernes…. que pasará??

    Me gusta

    • A veces tengo tantas cosas revoloteando por la cabeza que lo que realmente me cuesta es centrarme en alguna de ellas.

      Puesssss… no voy a dar pistas, jeje (hasta hoy mismo ni yo misma lo sabía -y aún no sé por dónde me va a acabar de salir el capítulo-).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s