Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Haruki Murakami

Hacía tiempo que quería leer a Murakami. Tenía curiosidad, así que me hice con Crónica del pájaro que da cuerda al mundo sin saber muy bien qué esperar de él. Acabo de cerrar el libro y, francamente, sigo sin saber exactamente qué ha pasado desde el momento en que empecé a leer, aparte del tiempo, claro está. Menciono la cuestión del tiempo porque, en realidad, llevo leyendo este libro desde marzo. No ininterrumpidamente; lo he ido intercalando con otras lecturas, más que nada porque novecientas páginas, por muy de bolsillo que sean, no son algo que apetezca llevar en el bolso de aquí para allá, castigándote la columna.

En la fase final, sin embargo, he pasado de las advertencias de mi cuerpo y he arrastrado el libro allá donde iba. Quería leer más, saber qué estaba pasando, qué unía todas las historias aparentemente inconexas que me estaban explicando. Murakami es un autor raro. Quizás debería decir, mejor, y para evitar malentendidos, que tiene un estilo propio muy marcado y reconocible. No es un autor de los que te plantan delante de las narices, en un pis pas, aquello que querías saber; no, no, si de verdad te interesa saberlo, te lo vas a tener que trabajar, porque antes de llevarte allí te va a hacer pasar por un montón de historias que nada tienen que ver -en principio- con el caso que te ocupa. En realidad, el libro está formado por una serie de historias que abandona siempre en el momento justo para dejarte con ganas de más. Las va alternando hasta que empiezas a dudar cuál de ellas te interesa más, cuál de ellas es, realmente, la principal.

Es un autor explícito. En todo. Deja poco lugar a la imaginación del lector. Con poco quiero decir, en realidad, menos que la mayoría de escritores. Describe minuciosamente el hecho más trivial, como si realmente fuera determinante para el desenlace de los acontecimientos saber si se acabó o no la cena o qué textura tenían los espaguetis. Más explícito es, sin embargo, en las descripciones de acciones menos agradables. A mí me ha llegado a incomodar con la narración detallada de escenas de violencia, por ejemplo, por ser demasiado explícito en la descripción de los detalles escabrosos. No lo menciono como algo malo; si, como lectora, reacciono, es que está haciendo bien su trabajo (me ha recordado a un compañero en un curso de escritura. Después de leer su relato, en el que describía con una precisión preocupante la tortura de una chica a manos de un perturbado, yo le dije que estaba deseando que acabara. Con ello pretendía decirle, precisamente, que estaba tan bien escrito que había conseguido meterme en la escena hasta el punto de querer escapar de allí, aunque, por la cara que pusieron tanto él como los demás compañeros, no sé si supe transmitir el mensaje).

El joven Tooru Okada, que acaba de dejar su trabajo en un bufete de abogados, recibe un día la llamada anónima de una mujer. A partir de ese momento, la existencia de Tooru sufre una extraña transformación. Su mujer desaparece, comienzan a surgir a su alrededor misteriosos personajes, y lo real se degrada hasta cobrar tintes fantasmagóricos. Mientras los sueños invaden cada vez más la realidad, Tooru Okada deberá resolver conflictos que ha arrastrado a lo largo de toda su vida.

Aquí os dejo, también, la sinopsis de la editorial. Cualquier cosa que podáis imaginar a raíz de ésta no se acercará, ni de lejos, a todo lo que encontraréis tras las páginas del libro. Repetiré Murakami, seguro.

Cómpralo en Amazon:
En papel: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (Maxi)
Versión Kindle: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (Andanzas)

About these ads

19 comentarios

  1. Leí Spuknik amor meu y me gusto pero acabe con una sensación rara, se terminó el libro pero parecía que la historia no. Así qué desde hace unos meses tenía los dos tochos de IQ84 y no encontraba el momento de empezar. Cuando mi madre me dijo que no tenía nada para leer, que le dejara algo ;-) se los pase, los dos!!! A ver que comenta cuando los devuelva.
    Me han dejado Sin noticias de Gurb, mañana empiezo que hoy ya es tardisssssimooo.Bona nit

    1. A mí me ha pasado algo parecido pero quizás se deba al haber prolongado tanto la lectura del libro. Seguro que hay detalles que no acabo de ligar porque, simplemente, ya no los recuerdo. El próximo intentaré leerlo del tirón porque, aun así, me ha gustado. Ya dirás qué le ha parecido 1Q84 a tu madre!
      Sin noticias de Gurb te lo acabarás mañana mismo si tienes tiempo, ya lo verás. :)

    2. Sin noticias de Gurb te gustará, te reirás, aunque algunos de los episodios de humor ahora estén desfasados. Es sencillo y agradable de leer. Muy entretenido.

  2. carballido · · Responder

    cierto es que Murakami es raro, pero maravilloso a la vez, yo también al ir leyendo y al terminarlo tuve una rara sensación ja por un segundo crei estar soñando

    1. Estoy de acuerdo contigo. Hasta ahora ésta ha sido mi única lectura de Murakami pero esa sensación me acompañó a lo largo de todo el libro y aún lo hace cada vez que pienso en él. Construye un universo muy extraño, en el que, sin abandonar la realidad que todos conocemos, podemos aceptar que, de golpe y porrazo, suceda la cosa más rara y nos parezca de lo más natural.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un saludo!

      1. Yo también estoy de acuerdo en que es un novelista extraño para nosotros. Yo estoy leyendo “El pájaro que da cuerda al mundo” . Creo que nos resulta raro porque la cultura oriental es muy distinta a la nuestra., sobre todo en lo que se refiere al mundo de la meditación, -muchas veces influenciada por el budismo- y de la superstición.

  3. Salvador · · Responder

    Estoy leyendo este libro, leí “Sputnik mi amor”,y me han gustado; cierto que Murakami deja una sensación extraña al leerlo, pero me gusta. Sentirte dentro de una realidad que de pronto se mezcla con las cosas más fantásticas que puedan suceder y seguir creyendo que es una cosa real es mérito de Murakami. Hay momentos en los que no sabes que parte es la realidad y en que parte ya estás en un universo paralelo, eso me gusta. Por lo menos en estas dos lecturas coincide el autor con lo mismo, una desaparición, irreal en “Sputnik”, sospechosa en “Crónica”, casi fantasmal (por lo menos hasta donde voy); lugares comunes que se vuelven neblinosos y que no alcanzó a distinguir en toda su realidad porque hay algo flotando en el ambiente que lo proyecta como insustancial, a pesar de las descripciones tan detalladas.
    A mí, Murakami me lleva por dos vertientes en una misma línea. Un Japón tal y como lo ven nuestros ojos, y a la vez, elementos fantasmales, por así decirlo, que me dicen, -momento, aquí hay algo incompleto, fuera de contexto,- y eso me da la sensación de que al rededor del relato principal hay personajes fantasmagóricos que manipulan su destino.
    Ja, suena bien fumado, pero esa sensación me da.

    1. Coincido contigo en todo, Salvador. Lo real y lo irreal se mezclan en Murakami de una manera deliciosa. Los personajes tienen muchas veces un lado fantástico bastante insospechado en el momento de aparecer en escena y llegas a acostumbrarte de tal manera a su juego que en cuanto aparece algún personaje nuevo tu mente empieza ya a imaginar por dónde te podrá salir, qué rareza puede tener esa nueva persona. Y sí, suena fumadillo pero estoy segura de que es lo que Murakami pretendía.

      Sputnik mi amor está en mi larga lista de lecturas pendientes y estoy segura de que me gustará tanto como Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

      Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Estás en tu casa. Saludos!

      1. Yo también, nuevamente, coincido con vuestras opiniones. Quisiera añadir que esa mezcla de realidad e irrealidad me recuerda la corriente sudamericana del “realismo mágico” que dio tan buenos novelistas como Gabo. Supongo que conoceréis esa corriente. Sí que hay también una gran diferencia, la cultura sudamericana conecta mejor con la nuestra, nos es más próxima, más cálida, más humorística. Todos esos aspectos no están presentes en Murakami.

  4. Hola soy nueva aquí, la verdad que con sólo leer sus comentarios dan ganas de tomar el libro, hoy me recomendaron este autor y buscando reseñas llegue hasta aquí…la verdad que sólo tengo ganas de comenzar el libro….

    1. Bienvenida, Alicia. Pues no lo pienses más y empiézalo; te encantará, seguro.
      Un saludo!

  5. 23joechip · · Responder

    Los autores que mezclan realismo con sueños o fantasía, son un poco inclasificables. Esto le ocurre a Murakami. Ahora bien, creo que hay dos líneas claramente diferenciadas en sus libros. Los más realistas (aunque tengan un poco de onírico también) y los más oníricos (aunque se desarrollen dentro de mundos realistas).
    Los de fantasía son : La caza del carnero salvaje, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Kafka en la orilla.
    Los realistas (casi todos amores contrariados, difíciles y con protagonistas o personajes que están o han estado deprimidos) : Tokyo Blues, Al sur de la frontera al oeste del sol, After Dark, Sputnik mi amor (mi preferido).
    Cuando a un autor le gusta transgredir estos límites de mundos reales e imaginarios, es difícil que no lo haga en mayor o menor medida, por eso todo esto que digo debe ser tomado entre comillas como una orientación hacia dónde van las cosas, pero no es estrictamente así.
    Lo mejor que tiene a mi manera de ver, es que su escritura al lado de la de los japoneses clásicos, está muy cercana a occidente. De hecho él y Banana Yoshimoto son para mi gusto los dos escritores japoneses más “occidentalizados”. Lo que cuentan sobre su cultura está suavizado y siempre hay algún personaje con el que podemos identificarnos. Ha corrido mucha agua bajo el puente desde la Segunda Guerra Mundial y quedan menos Mishimas que se suiciden por honor nacionalista. No obstante siempre asoman pequeñas fracturas culturales que enriquecen su lectura. En Murakami hay mucho jazz y Tokyo Blues se llama en realidad Norwegian Wood como la canción de los Beatles. Yo lo recomiendo siempre, pero reconozco que no a todo el mundo le gusta. El estilo es tenue, frágil, parece que el alma de los personajes está a punto de romperse. Podremos reconocer a muchos pues lo que les pasa es bastante universal, aman, se llevan bien o mal con sus familias, buscan trabajo, viajan. ¿En qué radica el encanto? es un misterio, si fuera fácilmente clasificable yo me pondría a escribir novelas como las suyas para tener éxito, pero Haruki sólo hay uno!
    Saludos

    1. Muchas gracias por tu completo comentario, 23joechip. Se nota que te gusta Murakami. Y sí, Harukis como éste solo hau uno…
      Saludos!

  6. lumrtnz · · Responder

    Me llama mucho la atencion Murakami, espero conseguir algo de el pronto

    1. Murakami es de los que no deja indiferente; ya nos contarás qué tal cuando te estrenes con él.

  7. Acabo de terminar de leer “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” y me pasó algo parecido. El final del libro me desconcertó, esperaba algo más, pero tampoco sé qué es eso que esperaba. De todos modos, Murakami me parece un escritor sensacional. Tiene la capacidad de involucrarte en lo qué está escribiendo (o describiendo) y hasta que te parezcan interesantes hechos que si me los contaran en otro lado me parecerían insignificantes, como la guerra de Japón.
    Antes de leer este libro, leí Tokyo Blues y me encantó. Sin duda, Murakami tiene una forma de narrar que te atrapa, hace que 900 páginas sean pocas (por lo menos a mí me paso eso), y su enigmático estilo provoca que no puedas dejar de leer.
    Estoy estudiando periodismo y tengo que escribir una crítica sobre esta novela. Ya lo he hecho anteriormente con Tokyo Blues, y me ha resultado sencillo y entretenido, pero creo que con este libro me va a costar mucho más!
    Saludos!

    1. Estoy de acuerdo contigo; Murakami tiene una manera de escribir muy especial que consigue mantener la atención del lector aun en los hechos aparentemente más irrelevantes, o extraños, o de poco interés para quien lo lee.

      Aún no he leído nada más suyo pero Tokio Blues es un candidato que seguro que antes o después caerá; es una simple cuestión de tiempo.

      Saludos y muchas gracias por tu comentario!

  8. Lo acabé hace poco y aún no lo asimilé del todo…Según creo todos los personajes son aspectos nuestra vida y sus acciones la relación entre las fuerzas que operan dentro de nosotros desde la infancia a nuestra a muerte. Como un sueño vamos…Me pregunto aún qué representa por ejemplo cinamon y nunameg. Me gustaría saber vuestra opinión… un saludo

    1. Lo cierto es que no había caído en este interpretación del libro, así que creo que eres tú el que está aportando más material a la discusión.

      Así, de repente, se me ocurre que Cinnamon pueda representar esa parte de nosotros que, aun pudiendo ir mucho más allá, se limita a hacer aquello que tiene que hacer, renunciando a su propia realización personal en beneficio de aquello que es práctico y necesario y, aún más, sin cuestionar si esto es lo correcto/ acertado o no (pero podría estar completamente equivocada).

      ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores

%d personas les gusta esto: